Inicio Internacional Afganistán: restos de médicos llegan a Kabul; Policía investiga sus muertes

Afganistán: restos de médicos llegan a Kabul; Policía investiga sus muertes

310
0
Los cuerpos de ocho occidentales -seis estadounidenses, estadounidenses, una británica y una alemana- fueron encontrados en la provincia montañosa de Badajshan (noreste). Dos hombres afganos murieron en el mismo ataque y uno consiguió escapar con vida.

La Embajada de Estados Unidos en Kabul anunció que los cuerpos habían sido trasladados al mediodía y que “personal del consulado y agentes del FBI (…), así como delegados de las embajadas de Alemania y Gran Bretaña y oficiales afganos, intentan identificar ahora a las víctimas de este trágico ataque”.

Hasta ahora, solamente se han confirmado las identidades de dos médicos: la británica Karen Woo y el estadounidense Tom Little, que vivía en el país desde la década de los setenta y hablaba dari con fluidez. No ocultaba su fe cristiana, pero no buscaba convertir a los afganos, según Frans.

Little había invitado a la doctora Woo, de 36 años, que abandonó el sector privado en Londres para trabajar en Kabul.

“Siete de los ocho médicos humanitarios estaban basados en Afganistán. Un estadounidense había venido especialmente para esta misión, pero ya había venido cinco o seis veces anteriormente”, subrayó Frans.

Varios cuerpos podrían ser enterrados “a pedido de los familiares” en el cementerio británico en el centro de Kabul.

El equipo de médicos regresaba de una visita a un campo médico en la vecina provincia de Nuristán cuando fueron atacados, indicó Dirk Frans, director ejecutivo de la ONG cristiana International Assistance Mission (IAM), basada en Kabul. Los ocho occidentales muertos trabajaban con la organización como voluntarios.

Tres días después de la tragedia, hay varias versiones sobre los hechos. Para la policía local, podría tratarse de un robo, en tanto que el director ejecutivo de IAM señaló que un grupo insurgente que opera en el norte del país, Hizb-e-Islami, se había adjudicado la responsabilidad del ataque.

El sábado los insurgentes talibanes, con gran influencia en la provincia de Nuristán, también reivindicaron los asesinatos, inicialmente describiendo a los médicos como “misioneros cristianos” y luego acusándolos de ser espías militares.

Por su lado, el Ministerio del Interior abrió una investigación pero considera que “es prematuro decir quién organizó el ataque, a quién responden (los asesinos) y cuáles eran sus motivaciones”.

“Toda la situación es bastante confusa. Por supuesto que esperaremos el resultado de la investigación oficial”, señaló Frans a la AFP.

Los médicos fueron puestos en fila y ejecutados en un denso bosque y todas sus pertenencias les fueron robadas, indicó el jefe de la policía provincial, Aqa Nur Kintoz, citando el relato del único sobreviviente, el conductor del grupo, Saifulá, que habría sido perdonado tras haber recitado versículos del Corán en el momento en que iba a ser ejecutado.

La organización humanitaria cristiana, que ha trabajado en Afganistán desde hace décadas, señaló que sus médicos voluntarios dirigen hospitales oftalmológicos en Kabul, Herat, Mazar y Kandahar.

Las ONG presentes en Kabul, muy golpeadas, están pensando en qué medidas tomar.

“No congelaremos ni reduciremos nuestras actividades”, dijo Nasrulá Wali, coordinador jefe de la ONG Handicap International. “Pero habrá implicaciones. Tomaremos medidas de seguridad suplementarias”, aseguró.

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF, bajo mando de la OTAN), que lucha contra la insurgencia talibana, condenó los asesinatos.

“La ISAF condena la violencia que llevó a ese trágico y triste incidente, pero la responsabilidad por la seguridad en las rutas entre Nuristán y Badajshan es de Afganistán”, dijo el portavoz Josef Blotz.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí