Inicio Deportes Quiere Tigres terminar con casi 30 años de sequía ante Santos

Quiere Tigres terminar con casi 30 años de sequía ante Santos

1581
0
El estadio Universitario será el escenario donde se jueguen los 90 minutos definitorios, o quizá un poco más, cuando el reloj marque las 18:00 horas el próximo domingo, con Marco Antonio Rodríguez como el encargado de aplicar el reglamento.

Los “felinos del norte” salieron bien librados en la visita que hicieron a la “Comarca Lagunera”, no sólo porque siguen con su marco invicto, sino porque consiguieron un triunfo que los pone muy cerca del ansiado campeonato.

Ese resultado no fue una casualidad, pues luego de dos sustos en el inicio supieron aprovechar la primera ocasión creada, tener un hombre más y en base a eso manejar las circunstancias, aunque pudieron lograr una mayor ventaja y así dejar a su rival con mínimas posibilidades para este nuevo capítulo.

Aun así, es evidente que la balanza está a su favor, siempre y cuando el técnico brasileño Ricardo Ferretti mantenga esa actitud que tuvieron de no recular y buscar hacer daño, porque de otra forma se les podría complicar cuando estén otra vez 11 contra 11.

En las dos más recientes finales que había jugado el cuadro neoleonés, las cuales perdieron en el Invierno 2001 y Apertura 2003, siempre habían llegado con desventaja para el segundo encuentro.

Santos, por su parte, sufrió desconcentraciones prohibidas en cualquier partido y menos en uno de esta índole y ante un rival bien armado, las cuales a la postre le costaron salir con una derrota que, sin embargo, para nada define la serie.

La desventaja por la mínima parece benévola por lo visto sobre la cancha después de haberse quedado con un hombre menos por la infantil y tonta expulsión de Juan Pablo Rodríguez, pues durante muchos momentos fueron superados en su último tercio de campo, pero los regiomontanos no pudieron liquidar la eliminatoria.

El hecho de que la posición en la tabla general ya no tenga el mismo efecto que en rondas anteriores beneficia a los “Guerreros”, pues les basta ganar por un gol para empatar la serie, el problema es que se lo deben encajar a la mejor defensiva del torneo, que en esta liguilla no sabe lo que es ver violada su meta.

Pese a todo, el potencial ofensivo con el que cuenta Benjamín Galindo es de respeto y no se le puede descartar para nada, menos si el argentino Daniel Ludueña ya está recuperado de la lesión que lo marginó del primer cotejo.

Para ser campeón, Santos necesita ganar por diferencia de dos goles, con uno manda al alargue; en tanto, Tigres, que está invicto en casa, le basta el empate para coronarse, o cualquier triunfo también le da el título.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí