Inicio Deportes Los directivos del futbol siguen mintiendo en caso de las porras

Los directivos del futbol siguen mintiendo en caso de las porras

343
0
Los directivos están conscientes del intercambio de boletos y la credencialización de estos grupos de individuos, nacidos al llamado de Andrés Fassi a formar el primer contingente de rijosos amparados en el Club Pachuca.

La idea del directivo argentino no debió haber tenido cabida en el futbol nacional, sólo que algunos dirigentes vieron la posibilidad de tener más presencia en los diversos escenarios, además de hacerse presentes en el caso de requerir los servicios extrafutbol, si algún rival deportivo osaba pasarse de listo en terreno inapropiado.

Ahora que el fenómeno de las porras está en su máximo esplendor, las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol adelantan que tomarán decisiones extremas para evitar que lo ocurrido en las canchas de Tigres de la UANL ( Estadio Universitario) y de Gallos Blancos de Querétaro (La Corregidora) vuelva a suceder.

Este es un asunto que los mismos legisladores han optado por darle la vuelta, sobre todo cuando se trata de poner un castigo ejemplar a los líderes de los llamados grupos de animación, como sucedió en los años intensos del futbol americano cuando los jefes de estas porras atracaban establecimientos y golpeaban a quien se cruzaba en el camino con la anuencia de las autoridades policiales.

Estos grupos tienen injerencia en las decisiones de los directivos y técnicos, algunos en gran escala y otros casi nula, pero de que existen amenazas y ofensas es real.

Los líderes de estos grupos han tenido intercambio con las llamadas barras de Argentina, Brasil y Uruguay, donde han aprendido a meterse de lleno en el funcionamiento de la empresa llamada futbol.

El técnico argentino Marcelo Bielsa, quien actualmente dirige a la selección de Chile, hace algunos años llamó a los mexicanos y a los grupos de animación “agachones” en un programa transmitido por cable que conducía Fernando Niembro.

En esa ocasión el entrenador no se cansó de alabar a sus compatriotas a quienes llamó “revolucionarios”, en cambio a los mexicanos les dijo “simpáticos y agachones” ya que no peleaban por nada.

Sin embargo, en México no queremos “revolucionarios” como los que conoce Bielsa, esos que se matan por nada, pero tampoco deseamos la existencia de vándalos que acaben con las familias y público que asiste a los estadios.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí