Inicio Deportes Cero tolerancia para la violencia en partidos de futbol en Costa Rica

Cero tolerancia para la violencia en partidos de futbol en Costa Rica

193
0
Hechos como los ocurridos el domingo en el Estadio “Alejandro Morera Soto”, en la central ciudad de Alajuela, a unos 22 kilómetros al noroeste de aquí, en el partido entre Alajuelense (LDA) y Saprissa, son de carácter delictivo, agregó.

Las autoridades de LDA deben restaurar la confianza de los aficionados respecto a que sin perjuicio de lo ocurrido, pueden volver sin riesgo al estadio, indicó en el editorial titulado “La dirigencia de Alajuelense no debe seguir de brazos cruzados”. “En estos casos no debe haber margen de tolerancia”, sugirió el matutino en alusión a la conducta de las violentas barras de apoyo a LDA y a Saprissa, “La 12” y “La Ultra Morada”, en forma respectiva.

“Y no se trata de decir que si ocurre otra vez, habrá sanción. Lo del domingo no es normal, y corresponde más que actitudes de apoyo a un equipo, a comportamientos delictivos que no admiten segundas consideraciones”, aseguró.

“La junta directiva de la Liga tiene ahora el reto de restablecer la confianza de los aficionados en el hecho de que pueden ir al estadio sin ponerse en riesgo”, agregó.

“Si la junta promueve el concepto de que este es un escenario familiar, en el que todos pueden disfrutar de los partidos, la verdad es que deben pasar de las palabras a los hechos”, planteó.

“Después de todo, la dirigencia de la Liga se ha mostrado débil en torno a los excesos de la llamada `12″ que pese a los antecedentes negativos que reporta, no ha sido anulada por la directiva en cuanto a su presencia en el estadio”, señaló.

También “desde los otros equipos debe haber algo de autoevaluación y de prevención, porque desgraciadamente, en otros estadios pueden pasar situaciones similares y salirse de control”, recomendó.

El comentario editorial fue publicado dos días después de que el encuentro LDA-Saprissa, los mayores equipos del futbol local, fue marco para incidentes que incluyeron lanzamiento por parte de fanáticos, de fuegos artificiales.

Esto derivó en un conato de incendio detrás de uno los arcos de la cancha -en ese momento defendido por el portero saprissista Keylor Navas-, además de que al menos cuatro personas resultaron heridas, incluido un socorrista de la Cruz Roja Costarricense (CRC).

Los hechos violentos, que también incluyeron choques entre fanáticos en las graderías e incidentes entre jugadores rivales en la cancha, determinaron que el árbitro central del partido, Randall Poveda, a cronometrar 15 minutos de reposición en el segundo tiempo.

El juego, correspondiente a la Jornada 13 del Torneo de Verano 2010 costarricense, fue ganado 1-0 por LDA.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí