Mis Favoritos Contacto Mi cuenta
Publica tu anuncio aquí
Clasificados

Guía fácil para ‘estirar` tus ingresos

Una clave para elaborar un presupuesto que sí funcione es ser realista sobre tu modo de vida; siete de cada 10 mexicanos tienen problemas para cubrir sus gastos al menos una vez al año

19/Abr/13 11:26
aumentar texto    reducir texto
Share to Facebook 0 Share to Twitter 0
More...
Zoom

Siete de cada 10 mexicanos tiene problemas para cubrir sus gastos con su ingreso mensual al menos una vez al año

Las fórmulas para crear presupuestos efectivos y organizar tus recursos pueden ser muy variadas, pero crear un plan paraarmonizar la relación ingreso-gasto es hasta ahora un reto para los mexicanos.

Siete de cada 10 mexicanos tiene problemas para cubrir sus gastos con su ingreso mensual al menos una vez al año, de ahí que sea prioritario el generar un plan de administración de las finanzas, según la última encuesta "Administración y uso del dinero entre los mexicanos" de Condusef.

En un escenario ideal, la composición del total de los gastos de un mes debe ser 70% a rubros fijos (alimentación, vivienda, transporte) y 30% a desembolsos variables (entretenimiento, viajes, comidas fuera de casa), explica Juan Pablo Zorrilla, director general de la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, sin embargo, en la realidad, muchos exceden lo recomendable en materia de endeudamiento.

Las cifras de la reparadora apuntan a que dependiendo de la edad, el nivel de deuda sobre los ingresos debe variar, pues al inicio de la carrera salarial se tienen ingresos más moderados pero al mismo tiempo hay menos compromisos que cubrir.

El nivel de deuda ideal dependiendo de la edad es entonces 7% de los ingresos cuando se tienen 25 años, luego al cumplir 35, el porcentaje puede ser 10% y a los 65 años el porcentaje del ingreso destinado al pago de deudas puede ser de 20%.

Pese a los números, en México el promedio de deuda en tarjeta de crédito como proporción del ingreso es de 22.7%, según con cifras del Inegi y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Si formas parte de la población que está en la línea entre finanzas saludables y el terreno del gasto desmedido, es importante que diseñes un presupuesto acorde con tus ingresos, toma nota de cómo crearlo:

Paso 1: Orden a los ingresos

Determina a cuánto ascienden tus ingresos, suma a tu sueldo las entradas adicionales como rentas que recibas, intereses de alguna inversión o pagos por trabajos freelance. Se recomienda que tus ingresos variables como comisiones, bonos y propinas no rebasen el 30% del total.

Paso 2: Gastos claros

El pago de tu vivienda, transporte, alimentos, educación y salud corresponde a tus gastos fijos, en esta categoría se engloba también el pago de servicios de telecomunicación, servicios de casa y de televisión de paga.

Por otro lado, los gastos en entretenimiento, viajes y salidas con tus amigos forman parte del rubro de gastos variables.

Paso 3: Monitorea

Sería ideal que pudiera crearse un plan de gastos y acatarlo a la primera, sin embargo, para crear consciencia sobre las conductas nocivas es importante que observes cómo gastas. Una vez que tienes claro cuáles son los desembolsos que realizas, pon atención a lo que ocurre con tu dinero en un periodo de al menos tres meses, te sorprenderá cuánto cuestan tus idas al cine o a tomar copas con tus amigos cuando las acumulas.

Paso 4: Crea un plan

Ya que ordenaste tus gastos y tomaste cartas en el asunto sobre los rubros que puedes reducir es momento de poner el plan en papel y acatarlo mes con mes para que se vuelva un hábito, el problema generalmente surge cuando te das cuenta que el costo de llevar tu nivel de vida rebasa tu nivel de ingresos, es ahí cuando debes reordenar tus finanzas y crear un plan de equilibrio.

Estrategia de equilibrio de emergencia:

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), señala que hay tres pasos básicos para poner orden a las finanzas.

1.- Quita lo que sobre: Si tu plan de telefonía o el consumo de gasolina de tu auto es mucho mayor al que puedes pagar es momento de considerar un recorte de gastos, no se trata de que andes por la vida sin teléfono o sin auto, sólo que busques opciones que se ajusten mejor a tus ingresos.

2.- Salda las deudas: El objetivo de un presupuesto no es sólo que gastes menos, se trata de gastar en lo que se debe y evitar perder el control de tus créditos. Si ya tienes una deuda que parece acrecentase sólo de verla, congela tus tarjetas y pon manos a la obra con el pago, es importante que tu siguiente paso a la vida financiera sana sea libre de compromisos.

CNN
Lo Ultimo Recomendado