Estudia UANL sector agropecuario del norte de México

Las regiones del norte de México cuentan con una histórica y pujante actividad empresarial en agricultura, agroindustria y ganadería, algo que las puede diferenciar de otras zonas del país, señaló la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL)

14/May/11 09:44
aumentar texto    reducir texto
Share to Facebook 0 Share to Twitter 0
More...
Notimex - La máxima casa de estudios promueve y encauza distintos estudios históricos en cuestiones agrícolas, cuyas experiencias y prácticas podrían traer beneficios al desarrollo regional.

Refirió que el escenario de trabajo es el norte de México, un espacio multirregional con una superficie de un millón de kilómetros cuadrados e integrado por 10 estados de la República.

Los investigadores universitarios, indicó, tratan de detectar los mecanismos que en áreas como La Laguna, el Valle de Culiacán, el Valle del Yaqui o el norte de Tamaulipas permitieron alcanzar niveles competitivos nacionales o internacionales, y enfrentar en algunos casos agudos procesos de reconversión de su estructura productiva.

El investigador de la Facultad de Economía de la UANL, Mario Cerutti, aludió a la percepción negativa que se tiene a escala nacional del campo mexicano.

Señaló que esa mirada no se ajusta a la realidad transitada por diversos espacios regionales del norte, allí, donde el comportamiento de las empresas agrícolas o agroindustriales muestran lo contrario.

En los reportes que surgen de dichas investigaciones se observa que hay áreas que siguen siendo competitivas, como el caso de la producción de hortalizas en el Valle de Culiacán, o la cuenca láctea de La Laguna.

Expresó que también se detecta en los estudios históricos áreas y actividades que perdieron potencialidad, lo cual sucedió con el cultivo de algodón en La Laguna y en el entorno de Matamoros, en Tamaulipas, y algo similar estaría ocurriendo en el Valle del Yaqui con la producción de trigo.

Como una muestra más de la integración que se protagoniza entre las universidades del norte, los investigadores de la UANL mantienen una intensa colaboración con colegas de Mexicali, Tijuana, Culiacán, Ciudad Victoria, Durango, Torreón, Hermosillo, Saltillo y Matamoros.

Dichas universidades cuentan con proyectos avalados por instituciones como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La indagación en historia económica, indicó Cerutti, es lenta y minuciosa, supone programación y trabajo de largo plazo, acciones para las cuales el apoyo del Sistema Nacional de Investigadores resulta fundamental.

Las funciones de esta red de investigación suelen variar: desde mantener contactos constantes, hasta incorporar tesistas o la formación de investigadores.

Cerutti manifestó que el empresariado agrícola de no pocas regiones del norte ha mostrado una gran capacidad de adaptación "a los cambios en los mercados, al cambio tecnológico, a las no siempre estables políticas públicas y a los vaivenes internacionales".

Mencionó que el empresariado norteño está habituado al mercado de Estados Unidos, pero también ha aprovechado el mercado interno, y en este sentido el empresariado de Monterrey es arquetípico.

El investigador señaló que el norte de México ha enfrentado dos elementos condicionantes a lo largo de la historia que son su baja densidad poblacional, lo que la hizo un gran receptor de trabajadores, y el agua.

Los resultados de estas investigaciones suelen ser presentados a gobiernos de los estados del norte de México a las cámaras empresariales y a otras instituciones públicas y privadas, así como en coloquios y congresos nacionales e internacionales, precisó la UANL.
Lo Ultimo Recomendado
Contenido Relacionado