Cámaras de seguridad captan fantasmas rondando edificio en Colombia

Un vigilante del edificio se percató de las imágenes espectrales caminando en un sotano del edificio; algunos consideran que pudieran ser fantasmas de indigenas que habitaron la zona

23/May/10 06:05
aumentar texto    reducir texto
Share to Facebook 0 Share to Twitter 0
More...
Una cámara de seguridad de un edificio del centro de la ciudad de Cali, Colombia, registró una serie de eventos paranormales en el área de estacionamiento. Alrededor de las 3:00am el vigilante del edificio, Jhon Granados, afirmó ver en sus monitores una serie de "sombras" que se movían cerca a las vigas del sótano 5.

"Yo me asuste, pensé que se habían metido los rateros", afirmó el perturbado vigilante quien revisó, en repetidas ocasiones, el área sin encontrar rastro alguno.
En la mañana, la compañía de seguridad reveló las cintas de seguridad en donde efectivamente se comprobó la presencia extraña de lo que presuntamente podría ser un espíritu o ente que deambulaba, al parecer, buscando algo.

Las películas de seguridad fueron enviadas al Centro de Investigación Paranormal, donde los investigadores revelaron que las características de estos "seres" no eran tan comunes. Algunos accesorios, algo similar a las plumas, se alcanzaban a vislumbrar en tobillo, muñecas y cabeza, de lo que si fue confirmado, era una figura masculina.

Según Choi Kim, antropólogo prehispánico residente en Colombia, el área donde se construyó la antigua edificación, pudo haber sido algún asentamiento muisca, dónde se llevaron todo tipo de ceremonias y rituales, entre ellos, el de entierros de tesoros. Los muiscas acostumbraban a dejar sus fortunas en puntos determinados, manteniendo una línea y una distancia específica. Códigos elaborados, reconstruirían cada uno de los tramos del recorrido, poniendo en evidencia los entierros millonarios.

Luis Antonio Ruiz antropólogo e historiador, afirma que por ser seres tan espirituales, pudieron crear vínculos tan fortalecidos que 500 años después pueden aún conservarse. "Tal vez estén buscando lo que les pertenece" -comenta el historiador- "puede haber guacas regadas por toda la ciudad y, en ese orden de ideas, fenómenos como este pueden ser impredecibles y tangibles en cualquier lugar, a cualquier hora".

Hasta el momento no se han registrado hallazgos al respecto, pero lo que sí es seguro es que estas apariciones despertarán la curiosidad en muchos y la ambición en otros, aunque para varios esto no es más que un truco publicitario para llamar la atención de las personas.  

Fuente: El País
Contenido Relacionado